América de Cali: el grande que aparece en Unifutbol

La v5 que se acerca traerá muchas novedades dentro de la base de datos, y yo sé que más de uno está esperando ansioso poder jugar la liga China o la tercera y cuarta inglesa, y saciarse con haber logrado un fichaje asombroso o un ascenso glorioso a la Premier League. Pero lo cierto es que, aparte de eso, una pequeña novedad aparecerá también en la liga colombiana.

Como algunos sabemos, los “Diablos rojos” del América de Cali y uno de los equipos más representativos de Colombia ascendió nuevamente a la máxima división del fútbol colombiano, después de un verdadero infierno de cinco años en el Torneo Águila, segunda división del balompié cafetero.

Este descenso se sumó a varias y seguidas quiebras económicas del equipo, que se vio obligado a desprenderse de varios jugadores y contratar lo que estaba libre, sin que los sueldos afectaran demasiado el bolsillo de la institución. Dicho descenso, que quedó en los libros de historia del futbol, ocurrió el 17 de diciembre de 2011.

En Colombia, hace tres años, el descenso le correspondía a dos equipos, uno directamente, que reemplazaba al campeón de la B y el segundo descenso definido en un partido entre el penúltimo de la A y el subcampeón de la B: América de Cali y Patriotas de Boyacá. Dicho partido, llamado de “promoción” termino 1 -1 en el marcador global, lo que obligo a llevar todo a disparos desde el punto penal. Como pasa en los peores momentos, la máxima figura bota el penal. No era cualquier figura, sino el quinto máximo goleador, que tiro a la base del palo izquierdo convencido de que anotaría, pero el vertical le devolvió la pelota junto con las ilusiones, y le finalizo la carrera deportiva. Patriotas, con la oportunidad en bandeja de plata para ascender por primera vez en su historia, puso a cobrar a su mejor tirador: su portero. Carlos Chávez (como se llama) no era cualquier ser humano en el mundo. A parte de tener la inmensa presión de convertir, era hincha del América y había sido formado en las categorías inferiores del equipo escarlata, logrando debutar y jugar además un par de partidos con el primer equipo. La displicencia con la que camino para patear el penalti le delataban el amor por el rojo. Se paró enfrente de la pelota, luego miro al banco como preguntado “¿en serio yo?” y lanzó un remate tan fuerte que se posó en todo el ángulo derecho del arco de Diego Restrepo. Ni siquiera lo celebró, solo se quedó esperando con una expresión triste mientras sus compañeros corrían hacia él gobernados por la felicidad del ascenso.

Cinco años le tomo al América de Cali volver a la máxima instancia después de aquel fatídico 17 de diciembre. Es por eso que en las anteriores versiones de Unifutbol, el rojo no aparecía como equipo seleccionable, y solo la v5 verá por fin el honor de seleccionar a uno de los mejores equipos del siglo XX en Sudamérica junto con sus figuras representativas, entre esas Ezequiel “el tecla” Farías, quien aportó  muchos de sus goles en el 2016 para lograr el ascenso ante el Deportes Quindío y finalmente Tigres de Bogotá.

Una de las expectativas más grandes que se tienen es que recuperen su calidad de grande, y den la talla ante los demás equipos que también quieren el titulo. Así que te invito a que le ayudes al América de Cali, y que en la próxima v5 lo escojas, ganes la liga en la primera temporada y lo lleves a los más alto y le des el lugar que merece. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *